Una franquicia que tenga un lugar que le sirva de escaparate

Durante estos años de gran dificultad económica y altos indicativos de desempleo, el sistema de franquicia ha sido una opción para mucha gente, porque dentro de el régimen de franquicias en españa aquellas que precisan una reducida financiación  han podido llegar a formar parte del comercio y todo indica que han venido a quedarse en el mercado. La causa de este acierto radica en que los cimientos que se sustentan con esa adquisición siguen el prototipo de losque buscan nuestros emprendedores. Los criterios en los que se asientan estos negocios se asocian alámbito de las prestaciones como pueden ser gestorias, inmobiliarias o consultoras las cuales en muchas situaciones ni siquiera requieren un lugar de cara a ejercer esta labor. También nos encontramos en este listado negocios como serían peluquerías o fruterías que necesitan un lugar para funcionar.

Además se considera muy necesario que una franquicia tenga un lugar que le sirva de escaparate para darse a conocer y ganar notoriedad entre los potenciales clientes. Sin embargo, en nuestro páis muchos franquiciados solo precisan un ordenador, un teléfono móvil y su propia vivienda. En estos casos hablaríamos de franquicias de bajo coste que en ningún caso son  las mismas que las de baja adquisición.

En dichas franquicias rentables de la misma forma que pasa con las de una adquisición más elevada, el emprendedor ha de tener en cuenta que cualquier negocio lleva un periodo de maduración de modo que el empresario ha de tener medios propios a la hora de conservar la firma, abonar los salarios a los trabajadores en el caso de que los hubiera y hacer frente a las cuotas de alquiler del local desde el cual realiza su actividad.

Dejando a un lado la cantidad que se necesita de cara a formar parte de un grupo de firmas, no hay profesionales de este sector que defiendan lo opuesto a la siguiente afirmación: Las franquicias de pequeña adquisición de ninguna manera van a ser iguales a las de low cost. Es muy necesario hacer esta diferencia para no despistar a los empresarios.

Las cuatro partes necesarias en un acuerdo de franquicias serían:

El franquiciador.- Va a ser una persona física ó jurídica dueña de una compañía que, tras verificar las posibilidades de su empresa con uno ó más centros propios en un periodo de tiempo nunca inferior a doce meses, determina cederlo a otros individuos que se van a llamar franquiciados a cambio de cantidades monetarias que se determinan en un contrato entre los representantes.

Know how.- Van a ser las destrezas que el dueño de un distintivo ha ido adquiriendo alponer en marcha su negocio. Método propio se transmite al franquiciado con instrucciones que han de ser únicos y deben dar valor añadido, esas instrucciones en ningún caso deben eseñarse a personas que no pertenecen a la organización.

La posibilidad de formar parte.- Sería la cantidad económica que el franquiciado da al franquiciador en el momento de iniciar el negocio con el distintivo y que le otorga la posibilidad de su uso, inclusive el permiso a la hora de funcionar en un sitio determinado, asimismo con esa contraprestación se le concede un tiempo de aprendizaje al igual que un consultor que le eche una mano con cada uno de los problemas que puedan surgir al principio.

El franquiciado.- Es el emprendedor que podría ser persona física o incluso una entidad que obtiene los derechos para el uso de una marca específica. La cesión de marca se llleva a cabo con dinero que entrega el franquiciado y también podrán ayudarle en un principio e incluso  mientras el contrato se encuentre activo.

Dependiendo de los años que tengamos es recomendable una clase de comida diferente

Conservar una buena salud va a tener mucho que ver con los hábitos que debemos de tener para encontrarnos bien, una buena alimentación, la actividad física y mental, además de nuestra higiene personal en realidad son muy importantes en todas las etapas de la vida. Cuando envejecemos, estas necesidades se hacen incluso más importantes y quizás sería el momento perfecto para saber que es lo que nos vendría mejor.

La alimentación resulta ser esencial de cara a un ser humano, si nos preocupamos por nuestra alimentación diremos que es más complicado que enfermemos. Siempre que a el cuerpo le suministramos sustancias que de ningún modo le benefician, según iera llegaremos a padecer enfermedades.

Dependiendo de nuestra edad es conveniente un tipo de alimentación distinta. Al hacemos mayores la necesidad de nutrientes diremos que es más baja,debido a el deterioro de la masa muscular. Sin embargo tenemos en determinadas ocasiones incrementar la ingesta de minerales y vitaminas. Eso quiere decir que las mujeres y los hombres que son mayores tienen que consumir pocas grasas y en cambio intensificar  la ingesta de verduras, frutas y cereales.

De ninguna manera diremos que es imprescindible que el doctor nos aconseje con el objetivo variar las costumbres alimenticias, nos tenemos que adelantar y conseguiremos beneficiar a el cuerpo.

Seguramente va a ser suficiente con algunas variaciones. La comida para nada debe de convertirse en un dilema, además de ninguna manera debemos suponer que las modificaciones que llevemos a cabo van a quitarnos el gusto por los alimentos, tenemos que pasarlo bien con la comida sabiendo aquello que nos puede llegar a desfavorecer. Podríamos hacer platos distintos y apetitosos con la gran variedad de productos saludables que encontramos dentro de el mercado.

Al cuerpo le sentará bien que hagamos algún tipo de deporte. Así tendremos muchas menos incidencias en el organismo y vamos a estar bastante más felices. Pasar demasiado tiempo sentado podría causarnos ciertas afecciones como la hipertensión o la obesidad.

Realizar ejercicio físico no conlleva a cansarse, tenemos que empezar lentamente y aumentaremos el ritmo sin llegar a forzar el cuerpo.  Cuando tenemos una edad avanzada para nada necesitaremos acudir a un centro deportivo, también será bueno pasear por el campo o jugar a la petanca. Lo principal es mantenerse en movimiento. Si tenemos ya más de sesenta ó apenas practicamos ninguna clase de ejercicio sería mucho mejor acudir al médico para que nos aconseje.

El ejercicio fisico conecta a los seres humanos de la misma forma que activa nuestro cerebro. Cuando las personas se reunen con el fin de hacer ejercicio físico se desarrolla un entorno de amistad. Se ayudan entre ellos, se hacen bromas y de esta manera sería fácil hacer amigos en este ambiente.

Y para finalizar comentaremos que si queremos tener el cerebro en buen estado debemos usarlo.Los hombres y mujeres enérgicos e incluso minuciosos retienen bastante mejor las habilidades al pasar los años que los que en ningún caso han acrecentado su intelecto mucho. Nuestra actividad mental la podremos aumentar a cualquier edad, sin duda muchos individuos realizan ejercicios mentales en el momento que llega su jubilación porque de ninguna manera tenían tiempo antes.